lunes, 9 de junio de 2014

El hombre en busca de sentido


HOLA A TODOS/TODAS. 


Mi nombre es Natalia Bueso Izquierdo. Soy Investigadora en la Facultad de Psicología y hace tres años empecé a interesarme por el mundo del deporte. Actualmente entreno en ciclismo de carretera y montaña; y también practico artes marciales. En concreto Karate Wado Kai.


Cuando desde frangonfer.blogspot.com.es se me planteó si quería colaborar, me dio un poco de vértigo, ya que por supuesto no me dedico al deporte de manera profesional. Pero coincidimos en que mi afición al deporte y mi experiencia como psicóloga podrían servir como herramienta de ayuda a personas que aún no han dado el paso de iniciarse en una práctica deportiva, aficionados/aficionadas al deporte que buscan nuevas metas, y aquellos/aquellas que han perdido la motivación por cualquier circunstancia. Por tanto, aprovecho para hablaros de algo que he ido aprendiendo estos años y que considero muy importante para la práctica de cualquier deporte, e incluso para la vida en general. Espero que os sea de utilidad y os animo a enviar comentarios, y plantear sugerencias o dudas sobre Motivación y Deporte.

Uno de los mejores libros que leí en mi adolescencia fue: “El  hombre en busca de sentido” en el que Viktor Frankl  relata experiencias personales vividas en un campo de concentración. Cuando empecé a entrenar en ciclismo, pensaba una y otra vez, que quizás me habría equivocado ya que ni lo había practicado con anterioridad, ni partía de buena condición física.Por causas del destino, ese  libro volvió a caer en mis manos, y recordé esta frase: “Los que estuvimos en campos de concentración recordamos a los hombres que iban de barracón en barracón consolando a los demás, dándoles el último trozo de pan que les quedaba. Puede que fueran pocos en número, pero ofrecían pruebas suficientes de que al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas —la elección de la actitud personal ante un conjunto de circunstancias— para decidir su propio camino.

De eso se trata, de tener ACTITUD ante la vida. Por supuesto alguien que tiene aptitud (“habilidad natural para adquirir cierto tipo de conocimientos o para desenvolverse adecuadamente en una materia”) para un deporte, podrá desarrollar mejor y/o más rápido sus habilidades. Pero lo más importante es la ACTITUD (estado de ánimo que una persona expresa hacia una acción).

Os propongo reflexionar por tanto acerca de dos cuestiones:   
                                                                     
1)      Para gente que está iniciándose ahora mismo en un deporte: Analiza que auto frases te has dicho interiormente al iniciarte en la  práctica deportiva. Si son positivas/realistas, sigue así. Si por el contrario, te dijiste frases negativas, intenta ser justo/a contigo y darte tiempo ya que cualquier deporte requiere de tiempo para mejorar. 

2)      Para gente que habitualmente practica algún deporte: Piensa en los días en los que no tuviste  un buen entrenamiento, y medita sobre esas auto frases que pudiste dirigirte.

Todas estas cuestiones pueden parecer muy obvias, pero resultan fundamentales en tu entrenamiento. Por eso, es muy importante pensar cómo puedes mejorar tu actitud ante ejercicios, retos y desafíos que te requiera ese deporte que prácticas, ya que poco a poco notarás como tu entrenamiento se va conectando de manera física y mental. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

@frangonfer. Imágenes del tema: hdoddema. Con la tecnología de Blogger.